Connect with us

Historia de los Héroes

Historia de Balmond

Historia de Balmond
Créditos: Moonton.

HISTORIA DE BALMOND

¿Te gustaría saber un poco más sobre la historia de Balmond? A continuación tendrás datos que nunca imaginaste…

Cuenta la leyenda que en la Tierra del Amanecer, desde el Bosque Encantado hasta la Grieta del Abismo, los Demonios de Sangre utilizaron su noble línea de sangre y su extrema inteligencia para esclavizar a los Orcos, símbolos de la fuerza bárbara. Los Demonio de Sangre ven a los Orcos solo como sirvientes. Además de buscar su propi comida, los Orcos esclavizados también tienen la tarea de buscar un alimento muy especial para sus amos: Los elfos Lunares.

Los orcos sufrieron mucho durante sus 30 años de esclavitud, y su gran antecesor, el Salvaje Enloquecido, que esperaba un pronto final de su periodo de esclavitud. Los Orcos habían organizado rebeliones contra la esclavitud de los Demonios de Sangre en el pasado, pero cada vez se encontraban con la muerte y la destrucción. Fue durante una de las rebeliones más grandes que la esposa del líder rebelde perdió la vida dando a luz a Balmond. Balmond fue criado por su padre y su clan de Orcos. Las circunstancias inusuales de su infancia lo llevaron a crecer con un temperamento violento y un amor por la batalla. Logró victorias en todas sus batallas contra los elfos lunares y los humanos, y muchos tuvieron la esperanza de que continuaría en el legado de su padre y comandaría el ejército orco.

Cada vez más feroz en cada batalla, Balmond se convirtió en el guerrero más fuerte de la tribu de los Orcos. Años después, cuando su padre se hizo viejo y estaba a punto de morir, le contó a Balmond la trágica muerte de su madre. Esto causó que Balmond estuviera aún más decidido a liberar a su pueblo de la esclavitud de la mano de los Demonios de Sangre. Balmond condujo a su tribu en un asalto nocturno contra el campamento principal de Demonios de Sangre. Esperaba derrotar al líder de los Demonios de Sangre, Alice, y así romper el contrato de esclavitud entre ellos. Los Demonios de Sangre, sin embargo, demostraron ser mucho más fuertes que lo que Balmond anticipó. En un momento de desesperación, Balmond decidió morder a uno de los demonios para chupar su sangre y adquirir su fuerza especial. Los pocos Orcos Restantes siguieron su ejemplo y se hicieron más fuertes a medida que la fuerza de los Demonios de Sangre se unió a la suya. Ahora un frenesí, Balmond balanceó su hacha sangrienta y masacró a todos los Demonios de Sangre delante de él. Alice sabía que ya no era un Orco normal, sino una criatura híbrida que se conocería como Orco Hacha de Sangre. La esquina de su boca se levantó en una sonrisa mientras Balmond se acercaba, su hacha levantada y lista. Incluso mientas se balanceaba, preparándose para cortar su cabeza de su cuerpo, Alice no mostró miedo. El hacha fue detenida por un poder misterioso justo cuando estaba a punto de encontrarse con el cráneo de Alice. Fue entonces cuando Balmond se dio cuenta que, al adquirir el poder de los Demonios de Sangre, se había sometido una vez más al control de Alice.  Justo cuando estaba a punto de liberar a su pueblo de la esclavitud, su urgente necesidad de libertad fue nuevamente negada.

Aún hoy, estos eventos pesan en el corazón de Balmond. Nunca tuvo la intención de convertirse en un mutante orco, pero no puede escapar del control de Alice. Los Demonios de Sangre habían ganado una fuerza especial con la unión de dos razas, lo que aumentaba enormemente su poder. Cada vez que los Demonios de Sangre lo convocan, se ve obligado a cumplir el contrato que lo vincula. Entre esos momentos el descansa, incapaz de seguir su propio camino, hasta que se escucha la convocatoria y su Hacha de Sangre reina nuevamente.

Déjanos tu comentario ¡Crack!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Free Fire

Omega Legends

Tendencias